Una de las primeras acciones a las que no enfrentemos en el  día a día de nuestro centro de estética es la de recibir y dar la bienvenida a nuestros clientes. Si bien parece una labor sencilla, déjame que te cuente que mas del 60% de los fallos en test de calidad en gestión, pasan por una mala acogida o por una primera impresión negativa ofrecida por nuestro personal.

Por esto y porque la ” primera impresión es la que cuenta” déjame que te ofrezca una serie de sencillos consejos con los que será imposible fallar en cómo recibir a tus clientes.

3 pasos necesarios para recibir a los clientes

1-) Prepara la llegada del cliente: te sugiero que cuando un cliente va a llegar a tu centro intentes memorizar su nombre y saludarla personalmente haciendo uso del mismo. No existe nada más gratificante en este mundo que tener la sensación de que somos  importantes y de que se nos conoce personalmente, por tanto recordar el nombre del cliente e incluso el tratamiento que tiene agendado, conseguirá que ese cliente se sienta ” parte de tu centro”. Es algo tan sencillo como: ” Bueno días Sra. XXXXXX….. La estábamos esperando para su tratamientos de ..XXXXXX…. “.

2-) Actitud positiva: cuando saludes a tus clientes, por favor ofrece tu mejor sonrisa.  No importa que el día esté siendo un desastre y que no haya visos de mejorar, necesariamente debes sonreír y ofrecerte a crear el mejor ambiente para que tu cliente se sienta cómodo. Ofrécele guardar su abrigo y hacerte cargo de su paraguas (no hay nada peor que un cliente cargado como una mula y sin saber dónde colocarse..). Hazle sentir que su presencia y comodidad son importantes para ti.

3-) El tiempo es Oro: la regla más importante para atender a tu cliente es que su tiempo, y de paso el tuyo, son oro. Así que por favor no le hagas esperar. En cuanto puedas, dirígele a su cabina o lugar donde se va a realizar el tratamiento, de esta forma, incluso teniendo que esperar por problemas de última hora no previstos, el cliente tendrá la sensación de que avanza y dicho sea de paso, no creará un clima de desagrado en tu sala de espera.  Si el tiempo de espera va a ser más largo de lo justificable, la mejor forma de atender a tu cliente es darle la opción de cambiar la cita.

Aplicando estos sencillos consejos para recibir a los clientes de tu centro, lograras avanzaren el primer paso para fidelizar a tus  clientes.

Por último y ante las dudas, recuerda siempre aplicar el sentido común en la atención a tus clientes y considerar detenidamente el momento o la situación, ya que si bien es muy importante recibir con una sonrisa y ofrecer algo de conversación a tus clientes, no sería oportuno mantener un sonrisa en tu cara mientras recibes  quejas o reclamaciones. Del mismo modo que no sería oportuno mantener una conversación de venta mientras haces esperar a tu cliente.

.